Valiente

Debe quedar muy claro que no fue una victoria de la reacción. Tampoco fue, por ningún motivo, una apología del delito como si fue el caso de la piloto de Interjet. Leer y entender la historia no es una película de vaqueros, pues todos somos malos y todos somos buenos. Al recordar hechos históricos es necesario tener claro el contexto en el que sucedieron. Por ejemplo, hoy no se entiende la renuncia de Pedro Salmerón, pues en el contexto en el que estamos se podría haber ido defendiendo su posición acerca de la liga 23 septiembre y la guerra sucia de un gobierno que no dejó de ser represor hasta hace unos meses.

Deja un comentario