Tolerante en exceso

Se ha dado la mayor tolerancia a los medios masivos de comunicación. No hay restricciones. Tampoco hay llamadas a las redacciones. Nadie ha sido censurado o vetado. Pero hemos llegado al exceso de festejar “bromas” acerca de magnicidios. Tal vez se puedan tomar como bromas de muy mal gusto. Lo cierto es que ningún derecho es absoluto y la libertad de expresión es el ejemplo más claro. No sabemos hasta qué punto la libertad que hoy gozan los medios, será contraproducente en el futuro. Eso solo el tiempo lo dirá.

Deja un comentario