¡Ay papá!

¡Ay papá!
Un cuento a modo
Así vaciaron PEMEX