¡Se van, se van y se fueron!

El martes 6 de octubre del año en curso el pleno de San Lázaro aprobó en lo general la desaparición de los 109 fideicomisos, el martes 20 de octubre el senado de la republica ratifico este proyecto. Con la eliminación de estos fideicomisos se cumple otro compromiso más del presidente Andrés Manuel López Obrador. Este proyecto ha desatado gran controversia, personajes del medio de la farándula como Jorge D’alessio, Tiare Scanda y Claudia Ramírez se han pronunciado en contra de esta decisión, pues piensan que estos fondos llegaban 100% a los beneficiarios, que se hacían de manera licita y transparente. Claro, no es así.

Recientemente el huracán delta azotó el estado de Quintana Roo, muchas personas criticaron la desaparición del FONDEN (fondo para desastres naturales) en un momento así; la verdad que es de risa que crean que este fondo llegaba a los damnificados, se dio a conocer a través de la mañanera como era el manejo de solo algunos fideicomisos,  la gran corrupción que había al no darse el dinero , no apoyaban a la cultura, la ciencia, a los indígenas, a los campesinos. Las bancadas de PRI, PAN, PRD, MC y hasta el PT se opusieron rotundamente a esta decisión. Y como no iban a estar en contra, si había fidecomisos totalmente absurdos que los beneficiaban directamente a ellos, incrementaban costos, hacían tratos por debajo del agua, en pocas palabras se repartían el queso entre ellos mientras que para el país nada.

Defienden lo indefendible, la oposición dice que sin fondo a la cultura el país se va la basura, hacen teatro tirándose al piso, las grandes televisoras quieren hacernos creer que realmente estos fondos son útiles cuando es todo lo contrario, el presidente reitero que se seguirá apoyando a los auténticos científicos, auténticos escritores, auténticos deportistas y a todos aquellos que en verdad lo necesiten. La cancelación de estos fideicomisos es un Home Run a la corrupción, porque ¡se van, se van y se fueron! 

BRENDA FAJARDO

Deja un comentario