Que me apunten en la lista

A últimas fechas han salido muchas fotografías de los becarios de los diferentes programas sociales del gobierno federal. Muchos de ellos exhibiendo sus becas, su dinero y, otros pocos, sus compras. Entre esas compras se pueden observar cigarros, cervezas y hasta existen fotos trucadas exhibiendo armas, huachicol y lo que la imaginación alcance.

Del otro lado están los que se escandalizan por ver en qué se gastan los jóvenes su dinero. Aquí la palabra mágica es SU. Si el problema es que se compren cosas y que para algunos esté mal, quienes están mal son los que hacen escarnio de ello.

Con tal de golpear al gobierno se hacen preguntas tan absurdas como si se va a reglamentar el uso que se le puede dar a las becas. No se toma en cuenta que más de la mitad de la población de este país come una vez al día. Si no se pueden comprar alimentos con la beca, para qué irían a la escuela. Cuando un joven no se puede divertir, para qué se es joven. Cuando propone reglamentar todo, por qué se permitió el robo descarado y los negocios al amparo del poder. Si ellos no pueden gastar en lo que quieran, cómo es que permitimos que un empleado público, del nivel que sea, tenga mansiones, ranchos, edificios, gasolineras y un largo etcétera.

Un paso más allá. Quienes critican en qué se gastan el dinero los becarios, ¿nunca fueron jóvenes? Creo que es peor. Sus argumentos son tan falaces porque se les escapa la realidad cotidiana de millones de mexicanos envueltos en la pobreza y la carestía. Que tanto les puede pesar en qué se ocupan sus impuestos si, por primera vez y de primera mano sabemos dónde están nuestros impuestos.

Resultado de imagen para becas amlo memes

Es suya

Está bien que disfruten SU dinero. Si dejan de estudiar,  se quedan sin beca. Si dejan de trabajar, no tendrán estímulo. Entonces no hay cervezas, no hay cigarros y no hay comida, ni nada. Si es que eso realmente les preocupa. Lo que realmente debe preocupar es todo aquello que sí se hacía en sexenios pasados, como comprar pipas que nunca llegaron, traficar con armas o utilizar camionetas de empresas televisivas para transportar drogas de centro América. De eso ya no se habla.

El dinero se ocupa para lo que siempre fue, ayudar a la población. Por cierto que falta, también, comenzar a reparar las calles y todo aquello que fue abandonado o utilizado solo para hacer negocios, como las banquetas. Aunque lo principal, recalco, es ayudar a la gente.

Mucha razón tiene el presidente cuando dice que si dar dinero a los jóvenes para que estudien y trabajen es populismo que lo apunten en la lista y a mi también.

Deja un comentario