Que fácil es pedir violencia

Desde la comodidad de los celulares o de los periódicos, desde las pantallas de televisión o desde los micrófonos en la radio es muy fácil pedir por más violencia. Es claro lo que pretenden estos personeros, tan solo poder decir que todos son iguales. Esa frase tan arraigada y que impide pensar. Lo mismo sucede con quienes no quieren protestar porque siempre hacen lo que quieren. No somos iguales, ha dicho el Presidente todo el tiempo. Haber preferido pagar el costo político, que al final no hubo, que pagar con vidas humanas es un signo inequívoco de que las cosas son diferentes.

Deja un comentario