Pórtense bien

Sí existe libertad de expresión, esta se puede ejercer como nuca antes. Pero como todo derecho, el otro también lo tiene. Nuestra prensa resultó muy delicadita a la hora de ser criticada. No soportan la crítica de las redes sociales, lo hemos visto. Algunos interactuan mejor que otros, pero todos en algún punto se han quejado de que se les critica. La costumbre era otra antes de las redes sociales, no había interacción con los informados, así que siempre fue un diálogo de sordos. Los periodistas decían lo que tenían que decir y casi nunca eran cuestionados. Hoy que se les cuestiona y se les hace ver que todos, sí, todos tienen un gran desprestigio y que se les critica desde el poder, en lugar de correrlos o cosas peores, sucede que no quieren. Pues si no les gusta que se los critique, que se dediquen a otra cosa y se acaba el problema.

Deja un comentario