Nuestra negra felicidad

Por: La Dolce Vita

Paga chocolate y toma lo que debes… ¿o era al revés?, al ritmo de El Bodeguero abordaré el tema de la deuda externa de forma breve. ¿Qué es la deuda externa? Es una fuente financiamiento de los países, así de simple; existe desde el siglo XIV y fue utilizada como fuente de financiamiento para objetivos bélicos o de colonización en los países europeos.

A medida que el tiempo pasó y los países fueron madurando sus sistemas financieros, la forma en la que los préstamos la ejercen, también cambió. ¿Te parecen conocidas estas siglas? FMI, BM, BID, todas ellas son las principales entidades encargadas de realizar las transferencias, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo.

Otra pregunta recurrente es ¿De dónde obtienen ellos el dinero? Para el caso del FMI, los países miembros tienen asignada una cuota, también tiene la mayor tenencia de oro en el mundo, otra fuente de entradas son los intereses que cobran por los prestamos realizados, el Banco Mundial y el BID, tienen una forma muy similar de obtención de ingresos.

Ahora, porqué el tema de la deuda externa es tan polémico, si en teoría estos préstamos ayudan a los países en tiempos difíciles y pueden resolver de mejor manera los problemas que enfrentan. Los prestamos no van solos, aunado a las tasas de interés, el FMI aplica criterios de condicionalidad, es decir, el país que pide el préstamo debe comprometerse a aplicar medidas de ajuste en sus políticas monetarias y fiscales.

¿Medidas de ajuste? Si, por eso es controversial, justo por eso que pasó por tu mente, ¿Dónde queda la soberanía? Estos ajustes condicionados intentan modificar la política monetaria de un país cuyo objetivo es controlar la inflación mediante el control en la estabilidad de precios y la cantidad de dinero que hay en circulación, -en nuestro país quien está a cargo es el Banco de México-; en tanto que la política fiscal mantiene la estabilidad económica por medio del control de los niveles de ingreso (a través de los impuestos) y gasto público, aplicada por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

También existen préstamos sin condicionalidad, sólo en casos que los países demuestren certeza para realizar los pagos; Sin embargo la mayoría de los países que acceden a un préstamo lo hacen en  condiciones económicas muy críticas y aceptan realizar medidas que les son impuestas para “sanear” sus finanzas internas.

Finalmente reitero que los eslabones del sistema económico, no solo se quiebran por dentro, sino también por fuera, la deuda externa es un fantasma que nos ha perseguido no sólo a México sino a toda América Latina, provocando crisis como vimos en la entrega anterior, y pérdida de soberanía.  Espero haberte provocado a leer más del tema, y saber que detrás de cada número o nota periodística siempre debe existir un argumento o un dato real, sólo así construiremos una sociedad de libre pensamiento.

 

Imagen: altonivel.com.mx

 

Deja un comentario