Lo que el neoliberalismo se llevó

Salud, nos vendieron, para obtener grandes ganancias, como dijo el presidente, la idea de que tomar refresco y comer papitas era bueno y, como en los comerciales, tendríamos una vida llena de amigos, amor y hasta viajes. En cambio, tenemos diabetes, obesidad y problemas cardíacos.
Dinero, claro, mientras ellos ganan millones, nosotros gastamos cada peso en cosas que no valen la pena. Todo es deseable mientras tenga un costo, hasta al amor le hemos terminado de poner precio.
Amor, la amistad, el cariño, el respeto ahora son mercancías, pues nos hacen creer que si con dinero llegan esas cosas y, vaya, nada más alejado de la verdad.

Deja un comentario