Golpe blando

No es que nos encontremos en medio de una batalla cruenta. Por fortuna no es así. Cierto es que hay bandos encontrados y cada quien defiende su parcela. Mientras ellos defienden sus ingresos a costa de todos, nosotros estamos defendiendo una mejor distribución de la riqueza. Ese justo parece ser el problema. Ellos no quieren perder sus privilegios y utilizarán cualquier medio que esté a su alcance para lograrlo. Debemos, entonces, librar esta batalla que puede tener de víctimas a esos 80 millones de mexicanos que viven en pobreza y que los ricos quieren que se se queden así.

Deja un comentario