Fakeminismo, mejor dicho faketodismo

Los partidos políticos pertenecientes a la reacción se han montado en un movimiento legítimo. El problema es que todos ellos no solo tienen la lengua larga, también tienen una cola kilométrica, que termina por desacreditar cualquier cosa que toquen.

 

 

Imagen: blogdelerolico.wordpress.com

Deja un comentario