El pinchurriento empresario mexicano

El empresario mexicano es comodino, acomodaticio y sumamente anodino, lo cual oculta con dinero. Claro, como en todo, generalizar generalmente es malo y no todos lo son. Aunque, al menos todos los empresarios de arriba son así. Las declaraciones de hace unos días del dueño de todo lo Azteca, excepto del estadio, hizo al gobierno y al presidente los pinta de cuerpo entero.

Ese señor tuvo el descaro de asegurar dos cosas. La primera, que haciendo transferencias de los impuestos a los pobres no se puede superar esa condición. Olvida que lo que el pobre no tiene es dinero. Nunca se le ha escuchado quejarse de que su pinchurrienta fundación reciba, de los impuestos, o recibiera, millones de pesos para poner a tocar a los pobres. Eso sí está bien, según él. Tampoco se ha quejado que a los pinchurrientos empresarios mexicanos se les condonora algo así como seis mil millones de pesos al año de impuestos que nunca pagaron. Esos miles de millones hubieran servido para algo. Claro, siempre y cuando no estuvieran Fox, Calderón o Peña con sus manos encima.

La segunda estupidez es que trata, nos trata, a por lo menos 80 millones de mexicanos de locos. En su enorme egolatría se atreve a decir que los pobres lo son porque tienen un problema mental que les impide salir de ese atolladero. A falta de mejores palabras, baste decir: ¡qué poca madre! Una reedición más de que el pobre es pobre porque quiere. Como si tan solo, por querer, se pueda pagar un libro e ir a la universidad. Tal vez somos pobres por no tener la iniciativa de poner un negocio en las lomas. ¡Bola de locos que somos!

Resultado de imagen para empresario memes

No tienen verguenza

Las estadísticas no mienten. Hay razones de fondo por las cuales un pobre está condenado a serlo siempre. El color de la piel para empezar. Ahora que hemos hablado del perdón que nos debe la corona española, cabe destacar que nos dejaron su profundo racismo como herencia. Nada que somos una mezcla de españoles y Aztecas. Mentira vil. Su racismo es ancestral y lo mismo sucedía en toda Europa en esos tiempos. No existió nunca el mestizaje. Ese es un mito. Es solo la forma en la que quieren defender que su dinero es bien habido.

Lo que no es un mito es el empresario que vive de la usura y del despojo que hace del trabajador y de su mano de obra. Muchos conocemos la economía Sanborns. Todos sabemos de las condiciones de trabajo en Aurrerá. Escuchamos historias terribles de trabajadores mineros, obreros, metalúrgicos y otros que generan riqueza y que reciben sueldos miserables. No dudo que hayan pegado el grito en el cielo cuando se anunció el aumento en el salario mínimo. La verdad es que el pinchurriento empresario mexicano hoy sufre por la 4T. Hay alguien que se preocupa por los pobres y que no quiere que se le siga explotando como hasta hoy. Eso es digno de mención y es hora que le vayan midiendo el agua a los camotes.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Eugenio Franco dice:

    Dos temas:
    1. la redistribución de la riqueza a través del asistencialismo monetario.
    2. los ochenta millones de pobres porque no quieren trabajar.
    Interesante el primer caso. Voy a generar polémica, aunque no sé cuántas personas tengan acceso a tus publicaciones. En lo personal, discrepo de la solución del asistencialismo monetario. Sobre todo cuando surge de una manera totalmente desordenada, carente de auténticos mecanismos administrativos de diagnóstico y procedimientos de verificación del destino de los recursos. Para muestra un botón: una persona se inscribió en los apoyos para emprendedores. La registraron, le dijeron que le hablarían, no le hablaron, volvió al módulo y éste ya no existía (caso de la vida real) Otro ejemplo: Apoyos a Guarderías y refugios. Lo corto de un plumazo, sin un previo diagnóstico de cuáles eran corruptos y cuáles no. pienso que faltó que realmente hicieran el censo ( ami colonia no ha ido nadie), un buen diagnóstico y una eficiente planeación de los mecanismos de distribución. Las cosas al aventón, suelen no funcionar, y dejan heridas, a veces, irreparables. Desconfianza, sobre todo.
    En el segundo tema, el de los pobres, todos los comentarios son siempre abstractos. Los datos manipulados y los criterios de clasificación a modo de los que tiene el poder. En México, los datos son engañosos, Primero, porque todo depende de cuál sea el verdadero umbral de la pobreza; segundo, porque las estadísticas de desempleo te marcan como personas ocupadas a un sector de “empleados sin remuneración” (esto explica porqué aquí se habla de un dígito en el desempleo, mientras que en otros países se habla de dos dígitos.)
    El mexicano, yo pienso, es trabajador, pero no menso. Con los sueldos que pretenden pagar, a cualquiera se le antoja mejor pedir limosna, limpiar parabrisas, aprender malabarismo, o, siempre que puede, ir a trabajar a otros países donde su trabajo es reconocido y mejor remunerado.

    Saludos. Espero que esté creciendo el blog. Yo ya no me acuerdo cómo subir aportaciones propias, pero si lo deseas, y me lo recuerdas, estoy puesto. En mi página sigo publicando semanalmente.

    1. Por supuesto que eres bienvenido cuando quieras, por favor.
      Escribe a contacto@unmundoraro.mx y yo publico tu entrada. Saludos

Deja un comentario