Dos revoluciones

Tenemos, en este trance histórico, dos revoluciones ocurriendo una al lado de la otra. Cada una con sus rasgos propios y movidas por las mismas razones, aunque parezca extraño.
Una de las revoluciones tiene como componente la brutalidad policiaca, propia de los estados neoliberales, donde se busca una salida también a la crisis que ha provocado el Coronavirus.

Imagen: Infobae


Han comenzado los saqueos y se le echa la culpa a la moral y no se ve el panorama, en el cual, 40 millones de personas viven del gobierno y los precios los están haciendo abandonar sus casas e irse a vivir a las calles, sin saber si tendrán algún empleo pronto. La crisis les ha pegado justo en el modelo económico, el mercado sabiendo que venderá menos, ha aumentado los precios, lo que provoca pobreza y, al final, los disturbios que se están volviendo francos saqueos.
En la otra revolución, tenemos un gobierno en el cual confiamos. Años de lucha nos trajeron a este momento que, de otra forma nos hubiera llevado al mismo punto que en este momento pasa en el norte, pero seguramente más violento, por desgracia.

Imagen: sdpnoticias


Aquí no solo el Estado ha dejado de violar los derechos humanos, sino que el ejército comienza a recuperar la confianza de todos y vuelve a ser un honor servir en lugar de la fama que tenían en ciertos sectores.
La libertad de expresión es tan amplia, que quienes quieren quitar al gobierno por la vía que sea, lo puede decir sin que nadie llegue a su puerta para nunca más ser visto.
A pesar de que los diarios no digan la verdad y tengan el cinismo de mentir en primera plana, nadie los clausura o les quita el papel o la tinta la encarece para que dejen de publicar.
Ambas revoluciones se parecen en que el objetivo será el mismo, un cambio en el sistema económico o no tendrás un país para seguir, pero lo diferente es fundamental, pues unos no quieren al gobierno y los otros lo defienden.

Deja un comentario