Dos años y contando

Ya han pasado dos años desde que Andrés Manuel López Obrador se convirtió en Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. El primero de diciembre de 2018 en el zócalo capitalino leyó los 100 compromisos que había citado en campaña y a la fecha ha cumplido con 97 de ellos.

Estos dos años han sido de altas y bajas. Precisamente este año 2020 atravesamos por una pandemia, una crisis económica y sanitaria, donde hemos salido adelante por el majeo del ejecutivo y las personas adecuadas en el tema. Aunque lamentablemente han fallecido más 100,000 mil personas a causa del covid, las instituciones de salud no se han visto rebasadas a pesar del rezago en materia de salud que veníamos arrastrando desde muchos años antes.
Del tiempo que tengo conciencia política, nunca había visto que un presidente sacara una guía ética para la transformación de México. Una guía con 20 puntos que van desde el respeto a la diferencia, las leyes y la justicia hasta el respeto por los animales y eso solo por mencionar algunos. Esta guía causó revuelo entre los opositores hasta el grado de burlase, y como no llegar con ese pensamiento si han sido años de burla al pueblo mexicano. Para ellos lo único importante es robar, hacerse millonarios a costa de los mexicanos. Hemos llegado a ser un país muy indolente con nuestros gobernantes, a tal grado de pensar que roben pero que dejen contenta a la población que representan. Este tipo de pensamientos nos han llevado a no creer en la justicia, a no creer en las instituciones. Porque damos por hecho que gana quien tiene mas dinero o quien tiene más palancas.
El libertinaje que como ciudadanos les hemos permitido a nuestros representantes políticos ha sido desmedido, la oposición conservadora se regía sin ningún tipo de restricción o valores y aún lo siguen haciendo. Es por eso que les hace arder que llegue un proyecto como la 4T que en dos años esté conduciéndose por, valga la expresión, la derecha. Todo con base en los principios de no mentir, no robar y no traicionar.

Tuvo que llegar un presidente para crear el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. Tuvo que llegar un presidente que sentara bien las bases de las leyes porque al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie. En dos años hemos avanzado más que dos sexenios juntos. A pesar de la pandemia el presidente López Obrador no endeudó al país y logró estabilizar el peso. Los que auguraban que íbamos a estar como Venezuela se han quedado con las ganas. Han surgido grupos como frenaa, la boa, tumor y recientemente México SI, que sin ninguna autoridad moral quieren derrocar un gobierno que si tiene autoridad moral y empezando con su presidente.

Dos años donde vamos avanzando en un país que entregaron en números negativos, que si lo vemos desde una escala, México fue entregado por el neoliberalismo en una escala de -10, pero estos dos años se ha ido avanzando poco a poco, la meta es llegar a números positivos, aún faltan cuatro años de mucho trabajo y esfuerzo y para ello. Debemos seguir respaldando a la 4T este 2021 pues en las próximas elecciones intermedias es donde se renovarán las diputaciones federales.
¡Es un Honor estar con Obrador!

 

BRENDA FAJARDO

Deja un comentario