Después del progreso, retroceso

Parece mantra, pero no lo es. Cada vez que un sesudo comentócrata hace un análisis de los gobiernos de izquierda o progresistas, sentencia a todo pulmón cuantos fracasos se han dado. Aunque en realidad esto no es del todo cierto, al menos en América Latina. Después de que un gobierno progresista deja el poder, llega una derecha que clama venganza por lo que considera suyo, el dinero. 

Deja un comentario