Criminales honestos

Las defensas de aquellos que saquearon al país son casi ridículas. Estamos frente a verdaderos actores que, con cara dura y cinismo infinito, se atreven a decir que no son culpables. Miles de millones se perdieron por obra y gracia de quién sabe qué maleficio o encantamiento porque nadie sabe y nadie supo. La magia de negar lo evidente es lo preocupante. La justicia tan anhelada al fin llegará, no sin antes librar grandes batallas con los amantes de lo ajeno y sus abogados.

Un comentario Añadir valoración

  1. Luvia dice:

    Muy buen análisis querido Filipo, me parece que es fundamental en éste el momento que menciones la estrategia de desfonde del aparato de poder y corrupción montado en el periodo PRIAN, ya que muchos piensan que hay un pacto con los expresidentes hasta Julio astillero lo mencionó y nada más falso.
    Saludos

Deja un comentario