Baja a la baja

Realmente lo que pasa en Baja California es una afrenta al federalismo. La mayoría prianista, probablemente, sacrificó a unos cuantos de los suyos, con una buena indemnización, para hacer un circo. El gobernador electo no ha dicho nada. Pero eso sí, con tal de velar por sus intereses, la oposición se debate entre que es un ensayo para la reelección de Andrés Manuel López Obrador o regresar al viejo autoritarismo y dar golpe en la mesa por parte del presidente para remediar la situación.

 

 

Deja un comentario