¡Ay papá!

Un cuento a modo

Hola. ¡Compadre! ¿Cómo estás?…

Bien, bien. ¿Tú cómo sigues de eso?…

No, hombre, al contrario, todo bien…

Pero bueno, te llamo porque ¡ya chingamos compadre! Está usted hablando con el nuevo subdirector de compras…

Si, compadre. El nuevo. Ya ves que el sexenio pasado le pude dar dos contratos a su papelería, ora imagínese ya siendo subdirector….

Pues mire compadre, uno está para ayudar a quien le ayudó, ¿qué no? Pues mire, yo le propongo que ahora sí se comporte como empresario de a de veras. Así que, pues bueno, para darle otros contratos ¿por qué no hace un par de empresas nuevas, de esas que se dedican a todo, pues…?

Por eso compadre. Yo lo que le pido es que abra dos empresas, aunque solo tenga una. Así, en lugar de darle uno o dos contratos al año, pues le paso cuatro o seis, ¿qué le parece?…

Oh compadre, usted debe saber cómo hacerlo. Además, si yo pudiera, pues lo haría, así sin más. Pero para qué viene uno a estas cosas sino es para ayudar a la familia, que lo considero mi familia compadre, no se crea que no. Siempre atento con sus ahijados y siempre dispuesto a regresar un poco de lo ganado, como siempre. Y bueno, bien le va al que se mocha bien. ¿no cree?…

Pues por eso. Ya le dije que no hay problema. No siempre hay contratos para la papelería y podemos hacer que entregue más productos, total, sino tiene con qué le conseguimos o nomás no entregamos nada. Si viera todo lo que andan haciendo estos, pues muy mensos si no le entramos, ¿no cree?…

Resultado de imagen para pemex memes

De verdad que no compadre, no tiene usted nada de qué preocuparse. Yo me encargo de todo. Ya sé dónde podemos entrar para no quedar tan mal, pero abrir las otras empresas es, pues, cómo le digo, para taparle el ojo al macho…

Ni si preocupe. Nada más le pido, no tengo que decirlo pero lo digo, nomás bajita la mano. Consiga rápido quién le puede hacer las empresas en el papel y ya. Es más, se acuerda que le presenté a mi amiguita ese día de la fiesta…

Esa, sí. Pues ella trabaja en hacienda, seguro no sabe nada, nomás la tienen ahí para ya sabes y ni trabaja ni nada, pero conoce a todo mundo y ella debe saber con quién. Y mira, que si sale el negocio así como lo ando planeando ¡ya chingamos!…

Ya le dije que no se preocupe, no pasa nada. Aquí en Pemex están robando de lo lindo y yo también le quiero entrar, nomás es porque yo no puedo hacer mi propia empresa. Eso nomás los jefes lo pueden hacer. Pero para eso están los amigos. Yo te doy y tú te mochas y ¡ay papá! A vivir a todo lujo…

Sale, nos vemos la próxima semana y ya te doy los detalles en el desayuno que, tú vas a pagar eh…

Eso, no se diga más. Ahora lo dejo porque tengo una llamada. Nos vemos donde siempre. Adiós…

Bueno…

¡Ay papá! ¿Quién más va a ser que no sea tu sobrino consentido?…

Nomás te llamé para decirte que ¡ya chingamos…!

Deja un comentario