Amparitis

Hay cierto sector que cree que se puede amparar por lo que sea. Ya comienza a salir el discurso de que cualquier acción que tome el gobierno será una acto autoritario. Pero nada más lejos de la realidad. Los amparos, sobretodo aquellos dirigidos a evitar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, tienen algo en común, no pueden demostrar interés jurídico en el asunto. Así se abre un nuevo frente en el poder judicial: ¿por qué otorgan amparos a quienes no tienen vela en el entierro?

Deja un comentario