¡Albricias, ha llegado!

Por fin, la primera orden de aprehensión en contra de uno de los más grandes corruptos del país ha llegado. Incluso llegó acompañada de la detención del dueño de AHMSA, Alonso Ancira en España. Tampoco es muy raro que se hayan ido a refugiar por allá, pero esa es otra historia. Al menos hoy sabemos que las cosas tenderán a mejorar y que los corruptos caerán. La noticia es digna de festejarse aunque a la oposición no le guste. Es más, las maromas que han hecho son dignas de registrarlas en alguna antología de antítesis de la lógica. Allá ellos. Por lo pronto la 4T está en marcha y ya es un tren a toda velocidad.

Deja un comentario