Adiós al paraíso

Desde el nado sincronizado de los medios de comunicación, en el cual siguen vociferando que estamos perdiendo el paraíso en el que dejaron a nuestro país, es necesario dar otra visión de las cosas. Es una desvergüenza lo que dicen. No ven a millones de pobres. Nunca han padecido hambre o frío, así como lo padecen millones de mexicanos que, por su culpa, hoy lo padecen. Esa es la realidad que nos dejaron y no la que nos quieren hacer creer. ¡Qué se vayan ya!

Deja un comentario